No puedo vivir sin ti

Aquella chica llevaba tan poco en su vida que cada vez que las yemas de sus dedos la alcanzaban ligeramente se quemaba. Ella, capaz de hacerla olvidar que el resto del mundo seguía a su alrededor y que debía escucharlos si no quería estrellarse contra ellos si no dejaba de mirarla. Un mechón de pelo caía por su cara y mientras se lo retiraba con dulzura un volcán de sentimientos invadían su estomago. ¿Cómo se había podido colar en tan poco tiempo en sus días, acortando los minutos cada vez que sus ojos chocaban con los suyos? Aquella mañana la llevaba a trabajar. Su noche había sido tan corta que las ojeras que decoraban su cara daban igual. ¿Qué importa el color negro cuando tu sonrisa es algo permanente en tu rostro? Y de pronto, Alicia Keys en la radio, “this girl is on fire”. Sin dudas, esa chica le hacía sentir así. Tan fuerte como para comerse el mundo, como para derrotar todos sus miedos internos y como para ser la mejor versión de ella misma. Porque aquellos ojos marrones solo sumaban en su vida, haciendo fácil lo difícil. Sin pedirle nada a cambio, quería dárselo todo. Alguien que te hace sentir así no se merece menos de lo que le puedas ofrecer. La música sonó con fuerza mientras llegaba a su trabajo. Aquel día la dejaría a la puerta de este y de tarde la volvería a buscar para irse juntas a casa de nuevo. Juntas, sin un solo impedimento que las prohibiese estar de ese modo, de rozar sus manos, de sentir su piel, de mirarse a los ojos y ver que el mundo no era tan bonito antes de conocerte. Y que ese mundo, en el colchón donde permanecerían aquella noche, se hacía inexistente.

 

Y a colación de las noticias. Yo prefiero pensar que esta canción esta dedicada a una mujer… Al menos, yo te la dedicaria a ti:

 

 

 

Anuncios